theme/images/banner_web300dpi.jpg
FUERZAS ARMADAS

Una reforma que retrocede

Fecha de publicación: 26 julio, 2018

Organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos rechazaron las modificaciones del decreto 683/2018, publicado esta semana en el Boletín Oficial. La decisión interrumpe la política de separación entre fuerzas armadas y seguridad civil, iniciada con el retorno de la democracia, denuncian. Mirá la línea de tiempo con el rol de las FF.AA a lo largo de los últimos 30 años.

Macri FFAA


Lomas de Zamora, julio 27 (AUNO).- Tras el anuncio del presidente Mauricio Macri sobre la reforma de las Fuerzas Armadas, organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos aseguraron que los cambios que habilita el decreto 683/2018 son “un retroceso de la democracia” porque ponen en riesgo el “gobierno civil y los derechos humanos”.

La nueva normativa, publicada este martes en el Boletín Oficial, establece tres cambios sustanciales:

  • Una “integración operativa” a las funciones de apoyo logístico a las Fuerzas Federales de Seguridad. Esta modificación es la más repudiada por el arco opositor y organismos de derechos humanos al otorgar a las Fuerzas Armadas injerencia en el accionar de los operativos dependientes del Ministerio de Seguridad.
  • Un nuevo posicionamiento de las Fuerzas Armadas a la custodia de las fronteras, las aguas jurisdiccionales y “otros objetivos estratégicos”, entre los que se destaca el despliegue antinarco en el norte del país. Por medio de este cambio las Fuerzas tomarán el control de una serie de operativos, anteriormente ejecutados por las Fuerzas Federales bajo la órbita del Ministerio del Interior en conjunto con las demás carteras.
  • Mediante la derogación del artículo 23 del decreto 727/06 y del 1691/06 se amplifica el concepto de agresión exterior, otorgando así un margen de discrecionalidad abarcativo del accionar de las Fuerzas Armadas que habilita a la intromisión de objetivos bajo la premisa de seguridad interior.

descripción

El fin de una política de Estado de la democracia

Con el cuestionado decreto se irrumpe la política de separación entre fuerzas armadas y su injerencia en la seguridad civil, iniciada con el retorno de la democracia. Si bien este cambio de perspectiva, inaugurado por el alfonsinismo, ha encontrado puntos débiles a lo largo de los últimos años, Argentina supo marcar un precedente de las subordinación de las fuerzas por parte del poder político civil.

La “seguridad interior”: la región reflota una idea fracasada

Con esta nueva política de “transformación” de las FF.AA. Argentina se acopla a los demás países de la región que han mantenido o habilitado un rol activo de las fuerzas en su seguridad interior.

Sin embargo, los números demuestran que estas iniciativas resultan poco exitosas, ya que acrecientan los índices de violencia y muestran un fracaso en la lucha contra el narcotráfico, pretexto uniforme por el que se pone en práctica.

Según el Índice de Paz Global (Global Peace Index) del Institute for Economics and Peace y la Universidad de Sydney, Chile y Uruguay, países que mantienen la política de separación de las FF.AA. en materia de seguridad Interior, presentan las mejores performances de la región en preservación de paz.

En tanto Colombia, Venezuela, México, Honduras, El Salvador, Guatemala y Brasil, naciones que implementan las fuerzas como instrumento de seguridad interna, encabezan los registros de conflicto dentro de sus fronteras.

AUNO-27-7-18
EM-SAM

Última modificación: 15 de agosto de 2018 a las 05:26
0
0

Hay 0 comentarios

captcha