theme/images/banner_web300dpi.jpg

Se agrava el conflicto en las universidades

Los gremios docentes volvieron a rechazar la oferta de aumento y ratificaron el paro de la próxima semana. “Si no nos dan los recursos, se empieza a complicar todo”, dijo la rectora de la UNLA.

Universidad Arturo Jauretche

Lomas de Zamora, agosto 17 (AUNO).- Las y los docentes universitarixs ratificaron la jornada de protesta de la próxima semana en rechazo a la oferta salarial del gobierno nacional que les ofreció un 15 por ciento de aumento a pagarse en cuotas, la misma que habia sido desestimada por los gremios en las reuniones en abril y mayo.

En el marco de la semana en “defensa de la educación pública” la comunidad educativa realizó abrazos a las universidades del conurbano como la Arturo Jauretche (UNAJ), de Florencio Varela, la de General Sarmiento y la de Quilmes, entre otras, para visibilizar la crisis presupuestaria que afecta a las casas de altos estudios.

Frente a la propuesta reiterada por tercera vez del Ministerio de Educación , la dirigencia sindical resolvió “profundizar el plan de lucha” y consideraron que para ello es “fundamental” sumar a los estudiantes, no docentes y autoridades en la demanda, aseguró mediante un comunicado la secretaria Gremial de Conadu, Verónica Bethecourt.

Por otro lado, la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) ratificó el paro para el 22 y 23. El rechazo a la propuesta se debe a que con el 15 por ciento “no recompone el grave deterioro” que sufren los salarios desde 2016 y tampoco “reconoce la inflación de más del 30 por ciento” proyectada para 2018 y “admitida” por el presidente Mauricio Macri a fines de julio, informó la federación.

Los gremios docentes no sólo reclaman por sus salarios sino también por el presupuesto universitario. A principio de año, las universidades sufrieron un recorte de 3 mil millones de pesos y el congelamiento de las obras de infraestructura por parte de la cartera educativa.

El gobierno nacional no convocaba a lxs trabajadorxs desde el 13 de mayo. Después de tres meses de una negociación paralizada y el masivo acatamiento de no iniciar las clases el 6, el Ministerio a cargo de Alejandro Finocchiario volvió a insistir con una propuesta que los gremios califican de “insuficiente”.

Entre las exigencias de lxs docentes están un aumento del 25 por ciento, cláusula gatillo de actualización por inflación, regularización de docentes contratados y ad honorem, mayor presupuesto para la universidad, la ciencia y la tecnología, entre otras.

El mes y la lucha docente en las 57 casas de estudio del país culminará con una gran marcha universitaria al Palacio Sarmiento el 30 para reclamar el aumento salarial y mayor presupuesto para las instituciones nacionales.

EL CONURBANO RESISTE

En el contexto de la crisis universitaria que golpea al bolsillo de lxs trabajadorxs y afecta a la continuidad de los estudios superiores de lxs jóvenes del conurbano, hubo asambleas, clases públicas y abrazos para defender a la educación gratuita y de calidad.

La UNAJ realizó un abrazo esta semana para “salvar” a la institución y para denunciar el “ajuste presupuestario” de Cambiemos que garantiza el funcionamiento básico y los sueldos hasta octubre.

Esa comunidad educativa de Florencio Varela realizará manifestaciones para visibilizar la “grave situación” que atraviesa y por ello convocan a una movilización el miércoles 22 a las 13, e irán hasta el Cruce de Varela.

En Los Polvorines, la Universidad Nacional de General Sarmiento también fue abrazada por sus docentes, estudiantxs y vecinxs. El 22 volverán a repetir el mismo accionar y el 23 marcharán hacia la estación de San Miguel del ramal San Martín, lo mismo harán las casas de estudios de José C. Paz y la de Hurlingham, hasta sus estaciones homónimas.

La Asociación de Docentes e Investigadores de la UNGS (Adiungs) ratificó que la jornada de protesta será del 21 al 25 sin dictado de clases y aquellos que crean “conveniente” concurrirán a las aulas para explicar a las y los estudiantes las razones del paro.

Adiungs emitió una carta en la que explicó las razones de su lucha y aseguró que el gobierno nacional “no envía” los fondos para el funcionamiento “básico” de la institución como la luz, gas, agua y refacciones desde hace seis meses. Además, denunció que “todas” las obras de infraestructura están “paralizadas”.

En la otra punta del conurbano está la Universidad Nacional de Quilmes, quien también se sumó a las jornadas en defensa de la educación y tampoco dio inicio al segundo cuatrimestre.

Mientras tanto, la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (Adiulza) sumó su adhesión al paro de la próxima semana y convocó a un cese de actividades el 22 y el 23.

La Universidad Nacional de Lanús (UNLA) se declaró en estado de “alerta y movilización permanente”. La medida busca que la comunidad educativa tome “conciencia” sobre la situación actual de las casas de estudio nacionales.

La rectora de la UNLA, Ana Jaramillo, indicó que si “no dan los recursos” para pagar la luz, cambiar un vidrio o aumentar los salarios se empieza a “complicar todo”.

KEC-AFD
AUNO-17-08-18

Última modificación: 27 de agosto de 2018 a las 15:20
0
0

Hay 0 comentarios

captcha