theme/images/banner_web300dpi.jpg
ELECCIONES BRASIL

El ultraderechista Jair Bolsonaro ganó con el 47 por ciento de los votos

El candidato del Partido Social Liberal logró la mayor cantidad de votos, con una distancia de 20 puntos respecto a Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores. Habrá ballotage en tres semanas.

Bolsonaro ganador


El candidato de extrema derecha del Partido Social Liberal (PSL) y ex capitán del Ejército, Jair Bolsonaro, se impuso en las elecciones presidenciales de Brasil con un 46,3 por ciento de los votos mientras que el aspirante del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, reemplazante del ex mandatario apresado y proscripto Lula Da Silva, alcanzó el 28,9. Con este resultado, se definirá el nuevo presidente en la segunda vuelta que se realizará el 28 de octubre.

En tercer lugar aparece Ciro Gomes (PDT) con el 12,5 por ciento, Gerardo Alckmin (PSDB) con el 4,8, João Amoêdo con el 2,5, y el resto de los candidatos están por debajo del 1 por ciento. Casi tres millones votaron en blanco, y más de siete millones fueron impugnados. De las 147 millones de personas que estaban habilitadas, un total de 104 millones participó de los comicios.

El 52,5 por ciento del padrón está integrado por mujeres. En los últimos días, colectivos feministas habían realizado la campaña “Ele nao” para rechazar la candidatura de Bolsonaro, acusado de “machista, homofóbico, misógino y racista”.

Leer más: La ultraderecha lidera las encuestas en Brasil

El candidato del PT se alza con la mayoría de votos en las regiones norte y nordeste, histórico bastión de Lula. Bolsonaro, en tanto, se impuso en el resto del país y principalmente en los grandes centros urbanos del país. En Río de Janeiro, el referente del PSL obtuvo un 58 por ciento frente al 12 de Haddad, mientras que en San Pablo se impuso 45 a 20.

Con un 99 por ciento de las mesas escrutadas, este resultado deja a Bolsonaro en la puerta de la presidencia. Si conserva los votos conseguidos en la primera vuelta, solo deberá sumar menos de tres puntos para vencer a Haddad.

El ultraderechista se encuentra casi 20 puntos por encima de Haddad, que no pudo captar todos los votos que iban dirigidos a Lula Da Silva, quien lideraba ampliamente las encuestas antes de ser detenido.

Ante la victoriosa elección del partido más conservador, uno de los movimientos sociales que más se opuso a la candidatura de Bolsonaro fue el feminismo. Miles de mujeres se concentraron en el Museo de Arte Moderno de San Pablo, uno de los símbolos de la mayor ciudad brasileña, a los gritos nuevamente de “Ele nao” (Él no), un slogan contra el ultraderechista que nació en las redes sociales y se expandió rápidamente por todo Brasil.

Leer más: El frente feminista que se opone al candidato ultraderechista Jair Bolsonaro

Las armas y Bolsonaro

Uno de los hechos que marcó los comicios fue la viralización de un video escalofriante: un votante entró a la cabina electoral con un arma para votar por Bolsonaro. El hombre filmó mientras oprimía las teclas del panel electrónico con su revólver para efectivizar su apoyo por el ultraderechista.

A pesar del estremecimiento generado, no fue el único hecho que llamó la atención durante el acto electoral. Eduardo Bolsonaro, hijo de Jair, divulgó un video falso que parecía probar fraude en las urnas electrónicas a favor del PT. Aunque la justicia electoral desmintió la noticia, la grabación continuó circulando durante todo el día para exacerbar el apoyo a Bolsonaro.

Por otra parte, las acciones del fabricante brasileño de armas Taurus, líder mundial en la producción de revólveres, se apreciaron en un promedio del 230 por ciento desde que comenzó la campaña electoral ante el posible triunfo de Bolsonaro.

El candidato fue capitán en la reserva del Ejército y un nostálgico de la dictadura (1964-1985), defendió la liberación de la venta de armas para toda la población y prometió condecorar a los policías que maten a “10, 15 o 20” delincuentes.

AUNO-7-10-18
RedesAUNO-SAM

Última modificación: 15 de octubre de 2018 a las 15:22
0
0

Hay 0 comentarios

captcha