theme/images/banner_web300dpi.jpg
EL CRUCE

El empresario detrás del jingle más popular, defraudado: "El Gobierno apuntó mal los cañones"

Fecha de publicación: 4 septiembre, 2017

Víctor Fera es dueño de Marolio y del mayorista Maxiconsumo. Critica la política económica del Gobierno y denuncia los abusos de las grandes cadenas de supermercados. El orgullo por la famosa publicidad: “Es nuestro himno”.

En jogging y campera deportiva. Así nos recibe Víctor Fera en una sede de Maxiconsumo en Villa del Parque. Imagen relajada de uno de los empresarios más importantes en el rubro alimenticio. Pero en la charla entrará en clima. Desencantado con la política y encolumnado bajo la idea del “todo es lo mismo”, se siente “defraudado” por el Gobierno y critica con fuerza el rumbo económico tomado desde 2015.

Leé también: Esta es la voz del jingle más popular.

¿Cómo definiría las políticas económicas del Gobierno?
El Gobierno apuntó mal los cañones. Apuntó a una economía que beneficia a poca gente. Un país con pymes da mucho trabajo, y eso no está pasando. La industria va cayendo, las fábricas cerrando, no se puede pagar la luz, el gas, los alquileres. Se bajaron impuestos a los ricos y se lo subieron a los pobres.

¿Y de cara a las elecciones de octubre cómo crees que le va a ir?
Si seguimos con estas políticas, el peor enemigo del Gobierno es el Gobierno mismo. La gente vota con la panza, si hay hambre por más que tengan buena imagen, carita buena, marketing…

La gran apuesta era la llegada de grandes inversiones para reactivar la economía, ¿Por qué no se dio?
Porque los mismos que piden que entren dólares, se los llevan afuera. El presidente de La Anónima (la principal cadena de supermercados del sur del país) Federico Braun dijo que este país no está en condiciones para invertir. La familia dice que hay que traer capitales y él sale a decir esto, es una locura, ¿Quién va a confiar? Nadie, son solo promesas. Nosotros invertimos mucho en producción e industria, y más que cualquier multinacional. El ministro de Industria nunca nos recibió.

¿Cómo es su relación con el secretario de comercio, Miguel Braun?
Nula. Nunca me atendió el teléfono. Yo no creo que sea capaz para estar en ese cargo. Hay mucho amiguismo y parásito que deja que se destruyan a las pymes y que las grandes cadenas acaparen el 80 % de las góndolas

Y sobre el gobierno anterior, ¿Qué balance hizo de la gestión de Guillermo Moreno?
El daba listas para subir precios, pero quizá en algún momento se equivocó porque le daba más margen de aumento a las marcas más reconocidas, y eso dificultaba la competencia. Creo fue un error más involuntario que otra cosa. Por lo menos sabías que si levantabas el teléfono te atendía, no como ahora. Es más, a veces te mandaba a llamar para que bajen los precios.

¿Por qué no se puede bajar la inflación?
Porque no hay control sobre las góndolas. Yo creo en la libertad de precios y el control de los monopolios, así todos podemos competir. En la góndola tenemos que estar todos. Con una ley que regule que haya por lo menos cinco competidores sin que ninguna empresa sobrepase el 30 % de productos en la góndola el sistema sería eficaz.

Da a entender que el gran problema es la concentración de la economía.
Las grandes cadenas de supermercados son formadores de precios en productos fundamentales como la carne y la leche. El precio de la carne es abusivo, hay cortes de más de 200 pesos, más cara que en Estados Unidos. Sobre la leche y los lácteos, hay dos compañías que acuerdan y suben el precio. Se remarca al 80 % cuando toda la vida fue al 13 o al 15 %. Un poco es porque el consumidor no denuncia estas cosas.

¿Nos falta una cultura del consumo?
En Europa hay una cultura del consumo, todo vale lo mismo siempre. ¿Por qué no lo hacemos acá? Porque no tenemos moneda, y la que tenemos no la respetamos. Estamos mentalizados en dólares y tenemos malos gobiernos, con gente incapacitada. Todos los políticos me defraudaron, y los que están ahora también. Pasamos siempre por las mismas manos.

¿Por qué decidió tener una línea de bajo costo como Marolio?
Porque soy argentino, me gusta lo que hago, no puedo perjudicar a la gente. Hay que dar al prójimo, y si con esto ayudo, doy al prójimo.

¿Cómo ve la situación de acá a unos meses?
Ojalá no se devalúe a 22 pesos como dicen porque irremediablemente se va a trasladar a precios, de hecho ya se está trasladando. Espero que no pase, que piensen en la sociedad y le den atención a las pymes para crear trabajo. Que se cambie el sistema impositivo. Hoy los minoristas y mayoristas pagan más impuestos que los grandes cadenas, y encima ellos cobran más caro. Es increíble. No hay que darle ventaja a nadie.

EL PADRE DEL JINGLE MÁS PEGADIZO

Además del ya tedioso Despacito de Luis Fonsi, una de las revelaciones musicales de este 2017 fue el renovado jingle de Marolio, un hit que pasó de ser la cortina musical de una publicidad a las cientos de miles de reproducciones en Youtube, versiones que circularon por las redes sociales y, también muchas humoradas. Pero, ¿qué hay detrás del jingle sensación?

“Tiene 20 años ese jingle, no tenemos mucha gente trabajando en esto, ja”, bromea Fera, y agrega: “Marolio representa trabajo, seriedad, esfuerzo. *Es un orgullo, es nuestro himno*”.

Sostiene que cuando comenzó a hacerse fuerte en el mercado muchas empresas de publicidad le ofrecieron trabajar para él, pero se negó por motivos económicos, y todavía aún, con mayores posibilidades,* desiste de usar publicistas.*

“Ese trabajo lo hago yo mismo, con dos colaboradoras personales. Sobre este jingle en particular, un amigo me trajo la grabación ya hecha, lo editamos un poco y lo mandamos. Ahora tomó la repercusión que soñamos desde el primer día. Son cosas que se hacen con amor y cariño”

Última modificación: 4 de septiembre de 2017 a las 12:42
0
0

Hay 0 comentarios

captcha