theme/images/banner_web300dpi.jpg

Crimen de Anahí: el ADN pertenece a uno de los detenidos

El ADN hallado en el cuerpo de la adolescente es de Marcelo Villalba, uno de los detenidos. Es el hombre que tenía el celular de la joven de 16 años. Marcos Bazán, el segundo acusado, sigue detenido y mantiene una huelga de hambre.

Anahí Benitez

Lomas de Zamora, agosto 31 (AUNO).-La investigación sobre el caso de Anahí Benítez, la joven abusada sexualmente y asesinada en Lomas de Zamora, dio un giro al descubrirse que los rastros de ADN hallados en su cuerpo pertenecen a Marcelo Villalba, detenido por poseer el celular de la adolescente.

Villalba fue detenido el 16 de agosto acusado de “encubrimiento agravado” luego de que la Policía encontrara el celular de la víctima en su casa, en manos de su hijo, quién señaló que se lo había regalado su padre.

Por otra parte, el mejor amigo de Benítez complicó la situación de Marcos Bazán, el otro detenido en el caso, tras confirmar que una tijera hallada en su casa, ubicada en la reserva natural Santa Catalina, pertenecía a la adolescente.

Los perros de la Policía guiaron a los investigadores desde el sitio donde se encontró el cuerpo hasta la vivienda de Bazán, donde se encontró la tijera, pelo de mujer, ropa y manchas de sangre.

Según aseguró su abogado, Lucío de la Rosa, Bazán está en huelga de hambre (desde hace cinco días) y continuará con esta medida hasta que logre quedar en libertad.

Anahí Benítez desapareció el 29 de julio luego de salir de su casa para caminar, y su cuerpo fue encontrado semi enterrado y con signos de abuso sexual el 4 de agosto en la reserva natural del partido bonaerense de Lomas de Zamora.

AUNO-31-8-17
PBC-SAM

Última modificación: 6 de septiembre de 2017 a las 07:44
0
0

Hay 0 comentarios

captcha