theme/images/banner_web300dpi.jpg

Adriana Varela, en un show íntimo y compacto

Fecha de publicación: 16 mayo, 2018

La cantante llegó con su potente voz al auditorio de Radio Urbe, donde tocó para 80 personas. La artista consiguió un clima de intimidad y hasta interactuó con el público.

adriana-varela-2.jpg

Lomas de Zamora, mayo 16 (AUNO) – Adriana Varela se presentó en el auditorio de Radio Urbe, en Lomas de Zamora, con un show breve, pero cargado de potencia. La sala con capacidad para 80 personas fue el escenario perfecto para generar un clima de intimidad entre la cantante y el público, que llegó hasta una especie de diálogo.

La cita fue el viernes pasado y contó con la participación del cuarteto de guitarras Avilano. Un grupo joven que calentó el ambiente lo suficiente para que todo estuviera listo cuando “la gata” saliera a cantar. Comenzó con su aclaración de que conocía Lomas de Zamora porque vivía en Avellaneda y cuando se rateaba del colegio, se daba un paseo por ese municipio.

Luego del espectáculo, en diálogo con AUNO, Adriana afirmó que se sintió “totalmente conmovida con los aplausos y la recepción”, y que se sintió cómoda en “un ámbito íntimo” porque –destacó- “después de actuar en teatros grandes, variar un poco está muy bien”.

Con una carrera de casi 32 años arriba de los escenarios supo imponerse en un género, que si bien tuvo exponentes femeninos desde el comienzo, es mayoritariamente ejecutado por hombres. Una especie de padrinazgo de parte del “Polaco” Goyeneche la dejó como heredera del tango que no se canta, sino que se dice.

description

Varela reflexionó acerca de su imagen como mujer del tango y aseguró: “No voy por la vida pensando que soy un ícono, no tengo esa conciencia. Soy una mina muy normal, loca, pero normal. Si te la creés pesa mucho. Sabina me dijo una vez 'vos tendrías que estar allá arriba’, y le respondí que si no puedo bajar de un taxi a mi casa y estar tranquila, me mato”.

La lista de temas fue breve, pero concisa, cargada del espeso manto que cubre una noche con ella. Un humo imperceptible que se apodera del aire y hace que todos la miren, la admiren, sin poder exigirle nada más a una artista que es toda una institución en el tango, y se nota: sin esfuerzo lo hace notar. Su presencia, su voz, su simpatía, todo es tango, todo es Adriana Varela.

AUNO 16-05-2018
EEN-AFG

Última modificación: 16 de mayo de 2018 a las 13:58
0
0

Hay 0 comentarios

captcha